Cualquiera puede experimentar pérdida de apetito, por muchas razones diferentes. Es posible tener menos ganas de comer, perder interés en la comida o sentir náusea ante la idea de comer.

Junto con la pérdida de apetito, también es posible experimentar fatiga y pérdida de peso, si no se come lo suficiente para mantener el cuerpo.

En este artículo, analizamos las causas de la pérdida de apetito, lo que significa, las complicaciones y cómo tratarla.

loss of appetite
Los problemas digestivos pueden hacer que una persona pierda el apetito.

La pérdida de apetito puede ser física o psicológica. Suele ser temporal debido a factores como infecciones o problemas digestivos, en cuyo caso el apetito volverá cuando la persona se haya recuperado.

Algunas personas también pueden perder el apetito como síntoma de una enfermedad prolongada, como en las últimas etapas de una afección grave, incluyendo el cáncer. Esto es parte de una afección que los médicos llaman caquexia.

El término médico para la pérdida completa del apetito durante un período de tiempo más prolongado se conoce como anorexia. Esto es diferente al trastorno alimentario llamado anorexia nerviosa, que es un problema de salud mental.

A continuación, podrás encontrar las posibles causas de la pérdida de apetito.

Causas comunes

Las infecciones virales o bacterianas comunes, como la gripe o la gastroenteritis, suelen ser las causas más comunes de la pérdida del apetito. El apetito de una persona generalmente vuelve cuando comienza a recuperarse.

Las causas comunes a corto plazo de sentir pérdida de apetito incluyen:

  • gripes
  • catarro
  • infecciones respiratorias
  • infecciones bacterianas o virales
  • estre?imiento
  • un malestar estomacal
  • problemas digestivos
  • reflujo ácido
  • intoxicación alimentaria
  • alergias
  • intolerancia a ciertos alimentos
  • un virus estomacal o gastroenteritis
  • embarazo
  • desequilibrio hormonal
  • 别蝉迟谤é蝉
  • efectos secundarios de medicamentos
  • uso de alcohol o drogas

Las personas con dolor en la boca, como herpes labial, también pueden experimentar pérdida de apetito si les resulta difícil comer.

Afecciones médicas

Las enfermedades prolongadas pueden causar pérdida de apetito por una variedad de razones que varían en función de la causa. La pérdida de apetito puede estar relacionada con una disminución del funcionamiento del sistema inmunitario, una sensación general de malestar y molestias estomacales.

Las afecciones que pueden causar pérdida de apetito incluyen:

  • afecciones digestivas, como el síndrome del intestino irritable y la enfermedad de Crohn
  • una enfermedad hormonal conocida como enfermedad de Addison
  • asma
  • diabetes
  • enfermedad hepática o renal crónica
  • niveles altos de calcio en la sangre
  • VIH y SIDA
  • tiroides hipoactiva o hipotiroidismo
  • tiroides hiperactiva o hipertiroidismo
  • EPOC
  • insuficiencia cardíaca
  • cáncer de colon o de estómago

Efecto secundario de medicamentos

La pérdida de apetito es un efecto secundario común de muchos medicamentos, junto con otros problemas digestivos, como estre?imiento o diarrea. Esto es común cuando los medicamentos pasan a través del estómago y el tracto digestivo de una persona.

Los medicamentos y tratamientos que suelen causar pérdida de apetito incluyen:

  • sedantes
  • algunos antibióticos
  • inmunoterapia
  • quimioterapia
  • radioterapia en el área del estómago

Si alguien se ha sometido recientemente a una cirugía mayor, es posible que se experimente pérdida de apetito después de la operación. Esta sensación puede estar relacionada en parte con los anestésicos.

El consumo de drogas con fines recreativos, como la cocaína, el cannabis y las anfetaminas, también puede provocar pérdida de apetito.

Causas psicológicas

Los factores psicológicos y las enfermedades de salud mental pueden tener un impacto significativo en el apetito de una persona. Estos pueden incluir:

  • 诲别辫谤别蝉颈ó苍
  • ansiedad
  • ataques de pánico
  • 别蝉迟谤é蝉
  • tristeza
  • desórdenes alimenticios, como bulimia o anorexia nerviosa

Edad

La pérdida de apetito también puede ser más común en los adultos mayores. Esto puede deberse a un mayor uso de medicamentos y cambios en el cuerpo a medida que envejecen. Estos cambios pueden afectar:

  • el sistema digestivo
  • las hormonas
  • el sentido del gusto o el olfato

Algunos tipos de cáncer

La pérdida de apetito o la pérdida inesperada de peso a veces puede ser un síntoma de ciertos tipos de cáncer, como el de páncreas, ovario o estómago.

Junto con la pérdida de apetito, las personas pueden experimentar los siguientes síntomas:

  • dolor de estómago
  • acidez estomacal
  • sentirse lleno con facilidad
  • coloración amarillenta de la piel o los ojos
  • sangre en las heces

Si se experimenta alguno de estos síntomas, es necesario consultar a un médico que podrá encontrar la causa subyacente.

loss of appetite vomit
Una persona debe consultar a un médico si vomita durante más de un día y pierde por completo el apetito.

Las personas con enfermedades graves pueden experimentar pérdida de apetito que puede deberse a la enfermedad como tal o como efecto secundario de tratamientos, como el tratamiento de quimioterapia para el cáncer.

Algunas personas en las últimas etapas de enfermedades graves pueden experimentar caquexia.

La caquexia es el término para la pérdida de peso, el desgaste muscular y la mala salud general causada por enfermedades crónicas que acortan la vida.

Las personas con caquexia pueden obtener consejos nutricionales de su médico, quien puede crear un plan nutricional que te asegure que obtendrás las calorías y los nutrientes necesarios.

Una persona con una enfermedad grave debe consultar a su médico si su pérdida del apetito es total durante un día o más o si tiene cualquiera de los siguientes:

  • vómitos durante un día o más
  • incapacidad para retener líquidos
  • dolor al intentar comer
  • micción irregular

Un médico puede recetar ciertos medicamentos para ayudar a aumentar el apetito y reducir otros síntomas, por ejemplo, la náusea.

Si la 诲别辫谤别蝉颈ó苍 o la ansiedad causan pérdida de apetito, las terapias de conversación (psicoterapia) y, a veces, los antidepresivos pueden ayudar.

Si un médico cree que un medicamento específico es un motivo de pérdida de apetito, es posible que pueda cambiar la dosis o el medicamento.

A las personas les puede resultar más fácil comer varias comidas peque?as al día en lugar de tres más grandes.

Intenta hacer que estas comidas sean altas en calorías y proteínas para asegurarte de que el cuerpo reciba suficientes nutrientes y energía. También te podría resultar más fácil ingerir comidas líquidas, como batidos y bebidas proteicas.

Agregar hierbas, especias u otros condimentos en las comidas también puede ayudar a que comas con mayor facilidad. Comer en un entorno relajado o social puede hacer que comer sea más agradable.

También puedes seguir bebiendo muchos líquidos para prevenir la deshidratación. El ejercicio ligero, como una caminata corta, a veces también puede aumentar el apetito.

Un médico observará todos los síntomas que experimentas y los utilizará para determinar la posible causa de la pérdida de apetito.

También podría examinar tu abdomen palpando con la mano en busca de hinchazón, bultos o sensibilidad inusuales. Esto puede ayudar a descubrir si un trastorno gastrointestinal es la causa de tu pérdida de apetito.

Un médico también puede realizar pruebas para ayudarle a determinar la causa. Algunas pruebas incluyen:

  • análisis de sangre
  • 谤补诲颈辞驳谤补蹿í补蝉
  • una endoscopia, en la que una cámara permite a los médicos mirar dentro del cuerpo

loss of appetite doctor
Es importante averiguar el motivo de la pérdida de apetito, ya que puede provocar complicaciones si no se trata.

Una pérdida continua de apetito puede provocar pérdida de peso y desnutrición. Es fundamental que las personas averigüen el motivo de la pérdida del apetito, debido a que si no se trata puede ser grave.

Puedes hablar con un médico si tienes pérdida de apetito durante un período prolongado. Si notas una pérdida de peso inesperada o rápida, también debes consultar a tu médico.

Debes buscar ayuda médica si notas cualquier otro síntoma junto con la pérdida de apetito, como:

  • dolor de estómago
  • fiebre
  • dificultad para respirar
  • tos
  • ritmo cardiaco rápido o irregular

Es posible experimentar pérdida de apetito por una amplia variedad de razones. Algunas de estas son a corto plazo, incluyendo resfriados, intoxicación alimentaria, otras infecciones o los efectos secundarios de los medicamentos. Otras se relacionan con enfermedades a largo plazo, como diabetes, cáncer o enfermedades que acortan la vida.

La pérdida de apetito a menudo viene acompa?ada de sensación de fatiga o náuseas. Si te preocupa la pérdida de apetito, debes informarlo a tu médico y mencionar todos los demás síntomas.

Los tratamientos para la pérdida del apetito dependerán de la causa. Puedes beneficiarte de comer comidas peque?as y regulares en lugar de tres comidas abundantes, y las comidas líquidas suelen ser más sabrosas.

Leer el artículo en inglés